Logo Euca S.R.L.  
Quienes Somos Quienes Somos
Pararrayos Pararrayos
Jabalinas Jabalinas
Balizas Balizas
Línea Decorativa Línea Decorativa
Trabajos Realizados Trabajos Realizados
Definiciones
Contáctenos Contáctenos
Pararrayos Radiactivos

 

PARARRAYOS   CON   DISPOSITIVO   DE CEBADO   O   IONIZANTES     -PDC-

Son pararrayos provistas de puntas captoras equipados con dispositivos de cebado, que generan un avance en el tiempo de cebado.
Los dispositivos de cebado pueden estar formados por sistemas piezoeléctricos, condensadores o que actúan con el campo eléctrico de la atmósfera ante la aparición de células de tormentas.
El avance en el tiempo de cebado se evidencia cuando en pruebas de laboratorio, se comparan los PDC con un pararrayos de referencia (PR), con su dispositivo anulado, con la misma geometría y en iguales condiciones de ensayo, temperatura, humedad, etc.

PROCESO DE CEBADO

Es el fenómeno físico comprendido entre la aparición de los efluvios del efecto corona y la propagación continua del trazador ascendente.

AVANCE DEL CEBADO

Es la ganancia media en el instante de cebado del trazador ascendente de un PDC en comparación con la del PR, obtenido mediante ensayos de laboratorio. Se mide en microsegundos.
Los pararrayos PDC tienen como principal característica la emisión anticipada de trazadores ascendentes con respecto al resto de los objetos de su entorno. Esta característica se puede medir en laboratorios de alta tensión y se denomina”GANANCIA MEDIA EN EL INSTANTE DE CEBADO DEL TRAZADOR ASCENDENTE”.
De su valor dependerán los radios de protección de cada uno de los pararrayos PDC.
Esto indica la importancia que dan las Normas UNE 21186, NFC 17-102 e IRAM 2426 a la comprobación del funcionamiento efectivo de los PDC mediante los ensayos.
La inclusión de ensayos de eficiencia en las normas de protección contra rayos, permiten al usuario la elección de productos de calidad contrastada. Es por este motivo que debe pedirse al fabricante los ensayos que corroboren los radios de cobertura.
En los ensayos se simulan las condiciones atmosféricas existentes en una tormenta. La nube se carga negativamente y la tierra positivamente, estas cargas positivas buscan las negativas de la nube.
El primer elemento que acumule estas cargas positivas será el que capte el rayo y lo conduzca a tierra. Es por esto que lo que se registra en el laboratorio es la velocidad del pararrayos en acumular estas cargas positivas. Luego se compara con el PR y la diferencia de tiempo entre ambos dará la efectividad del aparato.
A esta velocidad de la denomina At.
Estas cargas que se elevan se llaman trazador ascendente, se desplazan a una velocidad de 1 metro por cada microsegundo.
Si en los ensayos el PDC ha obtenido, por ejemplo, un At de 25 microsegundos, el trazador saldrá del PDC 25 ms antes que los trazadores de los elementos circundantes. Es decir habrá avanzado 25 metros donde se producirá el encuentro con el trazador descendente, cuando aún de los elementos circundantes no salió ningún trazador. Por eso a mayor At más alto se producirá el encuentro ampliando de esta forma el radio de cobertura y dando mayor seguridad a esta zona.
Para comprender bien este proceso es importante saber como se produce el fenómeno del rayo.
INTI - PUBLICACION ELECTRONICA DE LA GERENCIA DE DESARROLLO
EVALUACION DE PARARRAYOS ACTIVOS
AUTOR DOCTOR MARIO ARMANDO PECORELLI
CENTRO DE INVESTIGACION EN FISICA Y METROLOGIA (CEFIS)
Los pararrayos activos son una nueva generación de pararrayos, cuya característica principal es su capacidad de activarse en el momento que se produce una amenaza de descarga atmosférica en la región donde se encuentran instalados. Constituyen una sustancial mejora respecto de los pararrayos tradicionales (conocidos como puntas Franklin), fundamentalmente en el poder de captación de las descargas, lo cual trae aparejado una mayor seguridad. Como su radio de protección es mayor, se necesitan menos pararrayos para proteger iguales superficies y por lo tanto también mejora el costo de la instalación.
Este avance se conjuga con la creciente necesidad de la sociedad en general de un mayor grado de protección. La cantidad de artefactos electrónicos conectados a la red domiciliaria de energía eléctrica, así como el incremento por parte de las empresas del uso de sistemas electrónicos altamente sofisticados (principalmente en el área de informática), es notoriamente superior que hace 30 años.
Esto da como resultado una necesidad de la sociedad de contar con sistemas de protección que garanticen una mayor eficacia, dada la importancia de los elementos a proteger.

PARARRATOS   ATONITIUM   -   EUCA

 

EUCA S.R.L.

Este pararrayos fue desarrollado por el departamento técnico de EUCA S.R.L. Se lo ensayó como corresponde en el INTI - CEFIS, único laboratorio de Alta Tensión en Argentina con el equipamiento y el personal capacitado para este tipo de ensayo.
El CERTIFICADO DE ENSAYO emitido por el INTI- CEFIS lleva el número 5046 de fecha 01-07-2002.
Posee Título de MODELO Y DISEÑO INDUSTRIAL Nº 70320 expedido por el INSTITUTO NACIONAL DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL.
PRINCIPALES CARACTERISTICAS DEL ATONITIUM,  APARATO DE PROTECCION CONTRA DESCARGAS ATMOSFERICAS (APCR)   
1. Al no poseer elementos electrónicos, se garantiza su funcionamiento aún después de la descarga de un rayo.
2. No requiere mantenimiento, salvo las recomendaciones de las Normas IRAM 2184-1 y 2184-1-1 en lo referente a la instalación
de un SPCR.
3. Totalmente autónomo, ya que no utiliza ninguna fuente de alimentación externa.
Solicitar el catálogo a EUCA S.R.L. y allí se podrán comprobar los radios  de cobertura, lo que redunda en un gran beneficio técnico, estético y económico, si se compara con la instalación de pararrayos convencionales o del tipo FRANKLIN, en un proyecto de protección de grandes superficies.

EUCA S.R.L.

 

PARARRAYOS   RADIOACTIVOS

A inicios del siglo pasado, con la aparición de los equipamientos eléctricos, surgió la necesidad de protegerlos de los efectos destructivos de las descargas atmosféricas. Se disponía solo de los pararrayos tipo Franklin que tienen un reducido radio de protección.
El físico húngaro Leo SZILARD ideó una teoría por la cual adicionando a los pararrayos Franklin sales radioactivas se agrandaba su radio de protección.
El primer pararrayos radioactivo patentado y comercializado, fue fabricado en 1930 por G. CAPART que utilizó sales de radio 226.
Se le atribuían radios de protección de hasta 100 metros.
En 1960 las Normas alemanas DIN dudan de esta eficiencia.
En 1974 en Yugoslavia se realizó la CONFERENCIA INTERNACIONAL CONTRA CAIDAS DE RAYOS,  y se llegó a la conclusión que los pararrayos radioactivos no son mas eficientes que los viejos pararrayos Franklin.
Es entonces cuando los países europeos ordenan el desmontaje, desmantelamiento y devolución del Americio 241 a su país de origen, INGLATERRA. Quien más adelante propone que cada país haga su propio cementerio nuclear, lo cual es rechazado. Ante esta situación Inglaterra mira a Sudamérica, y nota que en PERU una empresa consigue la licencia para importar Americio 241 para la fabricación de pararrayos radioactivos. Este es el lugar hacia donde manda casi todos sus desechos radioactivos.

LA SITUACION EN PERU

Esta empresa peruana fabrica los pararrayos marca THOR que fueron publicitados afirmando falsamente que eran equipos de última tecnología y tenían un radio de protección de hasta 100 metros. Se instalaron miles.
En el año 2001 la firma Pararrayos SAC sacó a la venta en el mercado peruano un pararrayos con dispositivo de cebado que afirmaban que protegía hasta 100 metros. Lo demostraban basándose en un supuesto ensayo realizado en el INTI-CEFIS de Argentina, y que cumplía con las Normas UNE 21186 y NFC 17 102
Se demostró que ese pararrayos no había sido ensayado nunca.
Recién en ese momento se lo envió a la Argentina, al mencionado laboratorio donde se le realizó el ensayo el cual demostró que no funcionaba, siendo un verdadero papelón. Esta empresa fue multada.

LA SITUACION EN ARGENTINA

El 2 de noviembre de 1984 mediante Resolución Nº 591 de la COMISION NACIONAL DE ENERGIA ATOMICA se resolvió no conceder mas autorizaciones para el uso de material radioactivo para la construcción de pararrayos (Am 241 o similar).
En el párrafo 1 se lee: ”Del estudio realizado por la Gerencia de Protección Radioactiva y Seguridad, surge que el uso de material radioactivo para la fabricación de pararrayos, no produce efectos apreciables que los diferencien de los equipos convencionales”, (pararrayos Franklin). Dado el principio que si el material radioactivo no es necesario, no se autoriza su uso por la C.N.E.A.
Esto se debe a que los desechos radioactivos del Americio 241, tienen una vida media de 400 años y los más probable es que superen la vida útil del pararrayos no sabiéndose su destino final
La C.N.E.A. en su Resolución, dice que no se otorgarán mas autorizaciones para el uso de material radioactivo para la fabricación de pararrayos. Solicita a las empresas autorizadas que informen su stock de pastillas radioactivas e informan que los permisos caducan a los 3 años. Es de destacar que esta Resolución, entró recién en vigencia a partir del 30-setiembre-1992, esto es debido a que los fabricantes argentinos pidieron prórrogas en forma constante para continuar con el negocio.
En la Argentina se destacaron 2 empresas que se dedicaron primero a importar estos aparatos y luego a fabricarlos.
Ambas cambiaron de nombre, para luego seguir en el negocio de los pararrayos.
Como ejemplo mostramos los radios de cobertura de una de ellas, la que importaba los pararrayos franceses marca HELITA, y se notará que los radios son exageradamente grandes, superan los 
150 metros. Otro detalle es la forma vaga con que se determinan las alturas y las estructuras a proteger.
En la actualidad todavía se ven estructuras falsamente protegidas por estos aparatos, debido a que está demostrado que fueron un engaño porque a diferencia de los actuales Pararrayos con Dispositivo de Cebado, que están regidos por distintas Normas, como la francesa  NFC 17 102, la española UNE 21186 y la argentina IRAM 2426, estos pararrayos radioactivos no tenían ningún ensayo, todo era teórico. 
Es a estas Normas a las que los fabricantes responsables se someten, realizando los ensayos por ellas exigidas, en el único laboratorio argentino con equipamiento para realizarlo, que es el CEFIS dependiente del INTI. 
Actualmente la AUTORIDAD REGULATORIA NUCLEAR, es la que controla el desmontaje y posterior destino de estos aparatos.
A continuación se presenta la figura de los aparatos más comunes que todavía se pueden ver instalados.

Logo Euca S.R.L.
Terrero 1423 (1416) Bs. As. Argentina
TEL./Fax: 5411-4582-3039 / 4581-8934
E-Mail:
eucasrl@euca.com.ar
                                  admin@eucasrl.arnetbiz.com.ar.
Webmaster: Sanbier Informática & Marketing